Resistencia a la abrasión.

Los tubos de HOBAS, presentan excelente resistencia a la abrasión a resultado del revestimiento particularmente elástico y muy suave de la capa producida por moldeo centrífugo.

 

El instituto de Darmstadt de ingeniería hidráulica desarrolló un método para probar la resistencia. Conocido como el método de Darmstadt, la prueba es ahora definida para varios estándares. Consiste en la colocación de un tramo de tubo que contiene una mezcla de arena/grava/ agua sobre una mecedora, el cual alternativamente se inclina hacia arriba y hacia abajo para simular las características de flujo. Diversos materiales de tubos, han sido probados en la investigación de James Hardie y el laboratorio de ingeniería en Australia. El desgaste se midió a intervalos regulares en una sección media de 470 mm de longitud del prototipo de prueba. Luego, los resultados fueron graficados como una función del número de movimientos de muestra.

 

La abrasión detectada durante esta prueba, fue de 0.2 mm en promedio después de 100.000 ciclos. Una serie de pruebas llevadas a cabo en un instituto de ensayos de materiales confirmó los resultados. La norma exige que la capa no debe ser expuesta en cualquier lugar después de 100.000 ciclos. En consecuencia, cinco veces el factor de seguridad se consigue con la capa de revestimiento de 1 mm de espesor en tubos centrifugados.